Hay dinero para rato

Ficha TécnicaSíguenos en twitterSíguenos en Facebook … Contexto: Crónica de una época oscura …  ¿Quiénes han sido?Trampagoso indignadoPesadillas y tribulaciones realesLa meriendaHay dinero para ratoSueños y pesadillas

1cRaposo no entiende por qué le ningunean, se siente como Segismundo e incluso declama (tras los barrotes en los que aparecía el cantaor flamenco en la segunda pieza) parte del monólogo más conocido de Calderón en La vida es sueño. Cree que sus compañeros no le necesitan porque está ya amortizado y que su suerte va a cambiar, pero a peor, teme que vaya a cambiar a mucho peor. La filmación con todos los actores, más la presencia de los mismos en escena interpretando lo que les corresponde en esta pieza, las voces en off, el ruido de los helicópteros y de manifestaciones que se acercan, hacen del final de la pieza una especie de finale con tutti de opera buffa o dramma giocoso per musica.

"A Raposo le han pillado, 
démosle de lado, 
ya no es competitivo, 
solo es carne de despido, 
ya no es emprendedor, 
solo es un perdedor"

Coral, bullicioso, disparatado… todo sucede como en las operetas brechtianas. Raposo es acosado por brujas macbethtianas que no ve, interpelado e insultado por los arlequinos, juzgado por un coro de jueces fantasmales y ninguneado por otro coro ―filmado y proyectado en el escenario― de una conga fantasmal que interpretan como una “santa compaña” sus compañeros, ya muy pasados de rosca, Perezoso, Trampagoso, Baronesa, Alcaldesa, los muñecos de Robangarín y Prinzosa, y por el rey Juan Claros, que cierra la fila de la conga que abre la Madre de Trampagoso con una gran bandera española tejida en lana.

Ficha TécnicaSíguenos en twitterSíguenos en Facebook … Contexto: Crónica de una época oscura …  ¿Quiénes han sido?Trampagoso indignadoPesadillas y tribulaciones realesLa meriendaHay dinero para ratoSueños y pesadillas